El blog de Gratis Tour en Roma!

Blog con consejos prácticos sobre Roma y el Vaticano


Dos dias en Roma

Que hacer en Roma en dos dias

Si ya leíste nuestro artículo de “un día en Roma” y quedaste con ganas de ver más, aquí te traemos el itinerario de tu segundo día en la ciudad eterna.

Comienza tu recorrido en la Plaza San Pedro del Vaticano, obra maravillosa del gran Bernini. Las columnas que asemejan los brazos de Cristo recibiendo a sus fieles esconden una increíble ilusión Optica. Para que descubras de qué se trata, te recomendamos buscar en el suelo, entre el obelisco y la fuente, un círculo identificado como “Il centro del colonnato”. Una vez que hayas disfrutado del espectáculo visual, entonces estarás listo para ingresar a la Basílica. Recuerda que si deseas visitar los museos, deberás comprar los tickets preferiblemente online para evitar las largas filas.

  • Sáltate todas las filas de espera y únete al museo del Vaticano y a la visita a la capilla Sixtina. Para asegurar su lugar, haga su reserva hoy.

  • Cuando salgas, camina unos cuantos metros y dirígete hacia el Castel Sant’Angelo. Esta maravillosa estructura fue construida en el siglo II D.C como mausoleo del emperador Adriano pero luego fue transformada muchas veces a través de la historia. Luego de ser un mausoleo se convirtió en una gran fortaleza, después en una cárcel y finalmente hoy en un Museo.

    En frente del Castillo se encuentra el puente San Angelo, decorado por 12 estatuas de mármol, San Pedro y San Pablo, y 10 ángeles que representan las pasiones de Cristo. Pero no cruces el río aún, ya que te queda otro edificio importante por ver en la misma zona. Camina solo unos metros más y te toparás con la Corte di Casazione, lo que significa literalmente en español “Corte Suprema de Justicia”. A pesar de su imponente y fascinante estructura, los romanos lo llaman vulgarmente “Il palazzaccio” por ser considerado inseguro (debido a la inestabilidad de su terreno), y su decoración un tanto sobrecargada.

    Ahora sí puedes cruzar el rio. Atraviesa el puente Sisto para conectar con Piazza Navona que se encuentra a solo 5 minutos de allí. Esta maravillosa plaza, construida sobre el antiguo circo del Emperador Domiziano (siglo II D.C) te ofrece la oportunidad perfecta para relajarte y disfrutar de un rico helado mientras admiras la majestuosa fuente de los Cuatro Ríos, de Gian Lorenzo Bernini y la iglesia Santa Inés en Agonia, de Borromini.

    Cuando te sientas listo, continúa tu recorrido hacia Campo d’fiori, uno de los mercados más antiguos y famosos de Roma. Pasar por ahí de día significa mezclarse con los romanos y comprar licores típicos italianos, flores, frutas, verduras, etc. De noche, sin embargo, cuando desmontan el mercado y la plaza queda libre, es un lugar perfecto para hacer aperitivos y cenar. Si deseas almorzar y probar un plato típico Romano, en Campo d’Fiori encontrarás varias trattorias de excelente calidad y precio accesible.

    Por último, no puedes terminar tu jornada sin visitar la fuente más famosa y monumental de Roma, Fontana di Trevi. Recuerda lanzar tu moneda, siempre de espalda y con la mano derecha, para que garantices tu retorno a esta hermosa ciudad.

    Para ampliar la información histórica de estos magníficos lugares y conocer muchos más, te recomendamos visitar nuestra página web FreeTourRome.com y unirte a uno de nuestros grupos.